viernes, 18 de abril de 2014

Nuevo juguete: Galaxy Note 10.1

 
La adquisición de esta tableta trae cola.
En mi Instagram he publicado bastantes cosas hechas con mi Nexus 7 de 2012. Es una pequeña tablet que la verdad es que le he sacado mucho rendimiento en bastantes aspectos. Es muy versátil y portátil.

Pero a la hora de dibujar presenta un problema que comparte con la mayoría de tablets: Tienes que utilizar los dedos o un boli de estos de punta de goma gorda. Sea cual sea la opción la precisión no es buena.

Poco después de adquirir la Nexus 7, a principios de 2013, estuve interesándome por la Note 10.1 y la opción que traía que más me interesaba: el S Pen.
En aquel momento era carísima, demasiado teniendo en cuenta que valía casi el doble de lo que me había costado la Nexus 7 de Google. Y me conformé viendo algunos videos en Youtube y convenciéndome de que no era una tablet para hacer trabajos "profesionales".

Hace poco estuve volviendo a investigar debido a la salida de la Cintiq Companion, la Surface Pro 2, y la nueva gama de Notes de este año como la Pro 12. Son aparatos carísimos y tienes que tener un flujo de trabajo constante como para que su adquisición sea rentable. Y yo soy más "casual".

Así que empecé a indagar de nuevo en las versiones "económicas" de aparatos que permitan dibujar como si de un bloc de dibujo se tratara mientras ves la tele.  Y volví a dar con la gama de Notes de 2013: Note 2, Note 8 y Note 10.1.
Su precio había cambiado y si los buscabas por internet podías encontrar precios bastante atractivos. Así pues la criba fue "fácil":
- Note 2: un móvil demasiado grande para llevarlo a cuestas y demasiado pequeño para trastearlo en casa. Sólo útil para bocetear en la calle en un momento dado.
- Note 8: una tablet muy manejable y de amplio uso en cualquier situación, pero con una de 7" ya tenía bastante.
- Note 10.1: más económica que la 8" y el Note 2. De un tamaño muy de bloc de dibujo y que podía hacer su función.

A la hora de dibujar no es una tableta digitalizadora profesional, pero la precisión que ofrece la tecnología Wacom del S Pen es suficiente para dibujar y divertirte con ella y usarla como cualquier otra tableta del mercado  con su Quad Core y sus 2 Gb de RAM.

Programas que recomiendo: Sketchbook Pro y Photoshop Touch (venía de fábrica). El Photoshop es una versión descafeinada del de sobremesa, pero si haces la vista gorda y obvias los típicos filtros que sirven para hacer monerías tiene muchas de las funciones básicas del bueno: lazo, tampón, niveles, curvas...